Nuestra Identidad 2018-10-30T13:30:34+00:00

NUESTRA IDENTIDAD

NUESTRA IDENTIDAD

La opción por la educación cristiana de los colegios de la Consolación tiene su origen en la labor educativa que inició María Rosa Molas y Vallvé, Fundadora de la Congregación de  Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación. Todos los que la conocieron, experimentaron a través de ella, la misericordia de Dios.

María Rosa se esforzó para que los niños y los jóvenes conocieran a Jesús, fuente de todo alivio y consuelo y experimentaran su amor, recibiendo una formación adecuada que les ayudara a crecer como personas. Para ellos fundó escuelas y colegios.

En 1849 en el barrio de El Jesús (Tortosa), María Rosa Molas abrió su primera escuela, a la que siguieron otras nueve. Hoy los Colegios de la Consolación son una realidad que abarca centros educativos en España, en África y varios países de América latina, entre ellos el Colegio San José de Parral.

A LA ALTURA DE LA SANA ILUSTRACIÓN DE LA ÉPOCA

María Rosa Molas estuvo muy atenta a las diversas necesidades de su entorno. Dio a los Colegios un estilo peculiar que, en las circunstancias actuales, nos sigue empujando a estar, como ella decía, “a la altura de la sana ilustración de la época”; es decir, en actualización constante y en búsqueda permanente de lo que es mejor y más adecuado para los alumnos.

FORMAR EN CIENCIA Y VIRTUD

María Rosa pretendía formar en ciencia y en virtud. Sus cualidades humanas y evangélicas la capacitaron de un modo especial para educar. Su amor, su comprensión y las demás virtudes con las que sabía llegar al corazón de los alumnos, nos sirven de referencia hoy, en nuestra labor educativa

INSTITUCIONES EDUCATIVAS DE MARÍA ROSA MOLAS

Los Valores que nuestra Fundadora vivió son el patrimonio de los centros educativos de la Consolación. Las instituciones educativas de Santa María Rosa Molas permanecen en el día a día de nuestros Colegios. Estas las concretamos en:

Sentido de pertenencia a Dios y fraternidad para con todos.

Entrega y servicio a los demás.

Autoridad, concebida como servicio.

Amor expresado en actitudes de acogida, afabilidad, buen trato, comprensión y respeto.

Sencillez y humildad que se traducen en naturalidad, espontaneidad, verdad y sinceridad en las relaciones con los demás.

Trabajo en equipo,  que se asume y se realiza con alegría, empeño y responsabilidad.

Actitud respetuosa, confiada y solidaria ante las realidades ajenas.

Gratitud que nos abre  los ojos, nos hace acogedores y generosos,  nos dispone a compartir con los demás cuanto somos y cuanto tenemos.

Ternura y bondad, educando la sensibilidad y la bondad de nuestros estudiantes, para que, ante las situaciones de angustia y deshumanización que sufren en la actualidad muchas personas, asuman el compromiso de ser “presencia del Dios que consuela”.

Visión ecológica y contemplación de la naturaleza como obra de Dios. María Rosa Molas decía : “Nada hay más hermoso en la tierra que las obras del Creador”.

MISIÓN

“Brindar una Educación Integral de Calidad basada en los valores propios del Evangelio y el estilo educativo de Santa María Rosa Molas”

VISIÓN

“Ser una Comunidad eclesial en Misión compartida, reconocida como una excelente alternativa en formación integral de niños y jóvenes, un espacio de inclusión y buenas relaciones humanas, con docentes altamente competentes y comprometidos. Una Comunidad que se identifique y haga presente en lo cotidiano los rasgos propios del carisma de la Consolación”